Temo…

Que podría hacerle daño a un ser querido.

aprende sobre TOC Miedo de hacer daño

Que seré castigado por mis pecados.

aprende sobre Escrupulosidad

Que podría lastimar a un niño.

aprende sobre TOC Pedofilia

Que dudo de mi relación.

aprende sobre TOC Relacional

Los pacientes del TOC
viven en un estado constante
de lucha o huida.

(La amígdala constantemente nos envía falsas señales que estamos en peligro.)

Esto es lo que hay. Nuestras imaginaciones no conocen los límites, así que casi todo el mundo experimenta pensamientos intrusivos que están arraigados en la violencia, sexo, blasfemia y más. Para muchas de estas personas, estos pensamientos van y vienen. Pero para los pacientes del TOC, estos pensamientos pueden desencadenar una ansiedad debilitante. No es fácil desprenderse de estos pensamientos. Personas que padecen de TOC intentan neutralizar y refutarlos compulsivamente. Pero cuanto más se obsesionan, más se fortalecen los pensamientos. Se aceleran y alimentan sus más grandes miedos. Esto hace que el paciente cuestione su carácter y esté constantemente en búsqueda de confirmation que simplemente no son capaces de actuar sobre sus pensamientos.

Y así empieza el interminable ciclo de obsesiones y compulsiones. A diferencia de otras formas de TOC donde un paciente participa en un ritual visual (como lavarse las manos), algunos se quedan estancados en sus mentes realizando rituales no observables una y otra vez. Muy a su pesar y frustración, los pacientes se obsesionan sobre el significado de sus pensamientos. Aún peor, terapeutas desinformados podrían pedirles a sus pacientes de profundizar para un mejor entendimiento. La verdad es que esos pensamientos intrusivos no tienen ningún significado. Porque el cerebro tiene un fallo entre las áreas de comunicación, no hablan sobre el carácter de una persona. Pensamientos intrusivos puede ser una condición totalmente tratable. Con la terapia apropiada, las personas con TOC pueden llevar vidas normales y felices.

El TOC se manifiesta en 2 partes:

La obsesión

(El pensamiento intrusivo.)

Mientras aguanta a su recién nacido, una madre tiene un pensamiento intrusivo de asfixiarlo.

La compulsión

(La respuesta de “deshacer”.)

Aterrorizada, empieza a asegurarse de que ama a su bebé y que jamás cometería tal acto.

Obten acceso a Recursos
Aprende sobre Tratamiento